Qué ver en Porto Santo: el secreto mejor guardado de Madeira

Esta pequeña isla situada en el Océano Atlántico a 43 km al noroeste de Madeira, fue la primera isla descubierta por los Portugueses.

Porto Santo se aleja de todos los tópicos de su vecina Madeira, en donde no hay semáforos, la gente deja las puertas de sus casas abiertas y donde solo hay una gasolinera, una farmacia y un supermercado siendo más que suficiente para sus 5483 habitantes repartidos en sus 42 km². Hay que tener en cuenta que la población de esta isla puede llegar a multiplicarse hasta por 5 en temporada alta.

Porto Santo y Madeira son como la cara y la cruz de una misma moneda y es por eso que a nosotros nos atrajo tanto la idea de complementar nuestro viaje a Madeira visitando esta pequeña y singular isla en una visita de un día.

Porto Santo se podría definir como la isla tranquila de Portugal y también como la playa de Madeira.


COMO LLEGAR

Accesible en barco desde Funchal, la capital de la isla vecina, Porto Santo se encuentra a tan solo 2 horas y 30 minutos de travesía a través de la única línea marítima que la conecta con el mundo exterior mediante el ferry de Porto Santo Lines.

Existen varias opciones para llegar a la isla ya bien sea sólo el billete de barco ida y vuelta, con o sin coche, con excursiones incluidas en el precio del billete, etc. Los precios varían según la temporada alta o baja y también los horarios. Por norma general el primer barco desde Funchal sale por la mañana temprano y el regreso es a última hora de la tarde.

Otra posibilidad es tomar el avión desde Madeira. El vuelo sale desde el aeropuerto de Funchal, dura tan sólo 15 minutos y cuesta alrededor de 75 € siendo el único operador Binter Canarias.

Nosotros en este caso, elegimos la opción del barco para poder llevar nuestro propio coche (alquilado en Funchal) y así poder tener más libertad de movimiento en la isla de Porto Santo y también porque los coches de alquiler en esta isla estaban a un precio muy elevado.


QUÉ VER EN PORTO SANTO EN UN DIA

Aunque parezca pequeña a simple vista, realmente lo es 😉 , pero tiene mucho que ofrecer. A continuación enumeramos los lugares que nosotros visitamos durante nuestra escapada de un día a Porto Santo y que no te debes perder en tu visita.

Viendo las opciones y el tiempo que teníamos, decidimos realizar una ruta circular empezando por el este de la isla, la parte más cercana al puerto para gestionar mejor el tiempo e ir visitando todos los puntos de interés

Una vez que llegamos al puerto de la Capital de Porto Santo, Vila Baleira, dejamos el ferry atrás para comenzar nuestra ruta circular por la isla.


Mirador de Portela

Nos dirigimos a nuestra primera parada en donde se puede observar una preciosa panorámica de la kilométrica playa, considerada como una de las 15 mejores playas de Europa, la cual da la bienvenida a todo visitante que llega a Porto Santo en ferry.

Justo en esta zona encontraras también los famosos molinos de Portela que han sido reparados a pesar de estar en desuso. En la actualidad uno de estos molinos es un bar (posiblemente un bar increíblemente pequeño) donde se puede probar alguno de los muchos tipos de licores que se producen en la isla.


Serra da Fora

Continuando por la carretera que bordea la costa se llega a la parte de la isla llamada Serra da Fora, a escasos 3 km del mirador de Portela.

Hacia el final de la carretera encontraremos una pequeña pequeña cala de arena y piedras volcánica junto con una pista de tierra que bordea la costa.

Si te gustan los charcos naturales o la costa virgen, esta pista de tierra es una buena opción.

Justo al lado de esta playa volcánica, se encuentra el restaurante Porto de Frades, donde desayunamos bastante bien por un módico precio ( 2 cafes con leche y 2 tostadas de tomate, queso y gambas) 5€. Además, si estáis pensando en dormir en la isla, este lugar puede ser una buena opción de alojamiento, ya que además de restaurante también se alquilaban habitaciones con vistas al mar.


Casa da Serra

Después de reponer fuerzas con el desayuno, seguimos la carretera dirección hacia la zona llamada Serra de Dentro, en donde se puede localiza el museo Casa da Serra.

El museo nos ayuda a entender como se vivía en la isla hace unas décadas atrás, en casas típicas con muros de piedra, los utensilios que se usaban en el día a día, la cocina de leña, muebles de madera típicos, etc. Incluso se podrá ver el primer teléfono que llegó a la isla de Porto Santo en los años 50.

La entrada es gratuita y es el propio dueño quien ejerce de guía. La visita es bastante interesante y descriptiva y además se pueden probar productos locales. Durante el 2020 estuvo cerrado debido al covid.


Mirador de Vereda do Pico Branco

Continuando por la carretera que bordea la isla llegamos al mirador y comienzo del sendero de Vereda do Pico Branco para contemplar la costa este de la isla y sus montañas.

Este es el sitio de la isla de Porto Santo en donde se ha observado la mayor cantidad de flora autóctona mejor conservada, ya que se encuentra protegida por el relieve abrupto, en laderas de difícil acceso.


Pico do Castelo

Este lugar es el punto más alto de Porto Santo, desde donde se puede observar una vista panorámica de la isla destacando la costa abrupta en la parte norte y la playa en la parte sur que bordea la isla y permanece al resguardo de los vientos alisios y del oleaje.


Dunas de Porto Santo

Estas curiosas formaciones han sido creada por la naturaleza y se ubican en el norte de la isla, muy cerca del aeropuerto y de una base militar.

En realidad es un campo de dunas fósiles que asciende desde el océano por los acantilados del norte empujado por la fuerza de los vientos alisios y se derrama desde la llamada Fonte de Areia (Fuente de arena) en dirección a la increíble playa dorada que cubre prácticamente la totalidad de la costa sur.

Esta zona de dunas fósiles moldeadas por la lluvia, el viento y la erosión de los años, ha ido adquiriendo formas caprichosas que vale la pena visitar.

Desconocemos la extensión de este lugar, pero merece mucho la pena ir a visitarlo y “perderse” entre las caprichosas formas que el viento le ha dado a la arena con el paso de los años.

Una zona sin duda curiosa que os brindará infinitas perspectivas y formaciones con un extra muy interesante: si os fijáis en la arena y en los estratos formados en la superficie de las dunas, se pueden observar como están formados por cientos de fósiles marinos. 🙂


Pico de Ana Ferreira

En este lugar se pueden observar columnas basálticas en forma de prisma, vestigio del pasado volcánico de la isla. Este curioso lugar es conocido entre los locales como “el piano” y su belleza no te dejará indiferente. Su acceso es muy fácil ya sea en coche o simplemente caminando.


Punta da Canaveira

La ruta sigue ahora hacia la parte noroeste de la isla, hacia su extremo más occidental, donde se encuentra la Punta da Canaveira

Dese este punto, en el horizonte se atisba la costa norte de la isla de Madeira, la costa oeste de la isla de Porto Santo y mucho más cercano el islote de Ferro, con un particular sifón pulverizando el agua del mar hacia arriba, cuando las olas rompen con la intensidad y la dirección adecuada. Te hace sentir que estas en una isla perdida en medio del océano atlántico ( no muy lejos de la realidad, todo sea dicho de paso 😉 )


Y justo al lado se encuentra el Miradouro do Furado Norte, desde donde se puede observa la abrupta costa norte de la isla


Mirador de Morenos

Por esta misma carretera, hay otro mirador en donde vale la pena pararse, hablamos del mirador de Morenos. En este lugar la naturaleza ha “pintado” de diferentes colores los acantilados de esta zona de la isla, en una red de intrusiones magmáticas con vetas de diferentes colores que muestran el ascenso magmático relacionadas con diferentes etapas de actividad volcánica en la isla.

Tras contemplar esta peculiar y llamativa paleta de colores creados por la naturaleza, no muy lejos, la siguiente parada será en el Miradouro Das Flores.


Miradouro Das Flores

Desde este fantástico lugar, además de tener una vista privilegiada de la playa de Porto Santo en su totalidad, se pueden observar los islotes de Ferro, Cima y Cal.

Desde aquí también, si el tiempo lo permite, a lo lejos se podrá observar la costa norte de la isla de Madeira y las Islas Desiertas.


Casa de Cristóbal Colón

Menos conocida , pero igual de interesante es la casa donde vivió Cristóbal Colón, casado con Filipa de Moniz, hija del Gobernador de Porto Santo, vivió en Vila Baleira, capital de Porto Santo, mientras exploraba la costa Occidental de África. Esta casa museo constituye el mayor icono cultural de la isla.

Aquí tendrás una visión de la historia y de los viajes de Cristóbal Colón y de su estadía en Porto Santo. Se destacan los mapas antiguos de América y de Madeira, acompañados por grabados históricos.


Playa de Porto Santo

Dejamos atrás el extremo oeste de la isla, para dirigirnos a la dorada playa de Porto Santo (9 kilómetros ininterrumpidos de suave arena dorada) en donde descansaremos y repondremos fuerzas antes de coger el barco que nos lleve de vuelta Funchal.

A lo largo de la playa hay multitud de restaurantes, hoteles y apartamentos y, sin saber cual elegir, nos dejamos llevar por nuestro instinto y por nuestros sentidos… 😉 Y fue todo un acierto y es por eso que lo recomendamos: buena comida, excelente relación calidad-precio, unas vistas increíbles, tranquilidad, pescado fresco y todo a pie de playa: Pé na Água.

Aquí como no podía ser de otra forma, nos tomamos 2 cervezas bien frías, al lado de la playa, disfrutando del solazo de diciembre, relajados después de un día bastante completo y listos para degustar nuestra parrillada de pescado fresco y pulpo a la brasa.

A escasos minutos en coche del puerto, en este bellísimo rincón de la isla disfrutamos de su gastronomía y nos despedimos de Porto Santo 🙂


¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te ha resultado útil? ¿Conoces Porto Santo y quieres completar el artículo con alguna sugerencia o recomendación? ¡Estaremos encantados! 🙂 Si tienes alguna pregunta no dudes en ponerte en contacto con nosotros para cualquier aclaración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: