Descubriendo Letonia

Cabo de Kolka, Parque Nacional Slitere

El enigmático Cabo de Kolka (Kolkas Rags, Cape Kolka, Kūolka) está lleno de leyendas y misterios.

El Cabo de Kolka es el punto más septentrional de la península de Kurzeme, el más alejado de todo y solitario, desolado e inhóspito. Kolka significa “esquina puntiaguda” o “muerte rápida” y dicen que es uno de los lugares más peligrosos del Báltico. Se cuenta que es el cementerio de barcos más grande del mundo debido a sus corrientes junto con las traicioneras lenguas de arena que se adentran kilómetros al mar y cambian constantemente su ubicación, razón por la que se ha cobrado muchísimas vidas. Cuando construían la isla artificial para el faro a 6 kms de la costa descubrieron que prácticamente todo el fondo está cubierto de esqueletos de embarcaciones de diferentes épocas.

Este cabo, además de ofrecer algunos de los paisajes más hermosos y vírgenes en el país, también es interesante por una razón más triste, siendo éste el último refugio para la nación moribunda de Livonia. Sus miembros, que hablan una lengua ugrofinesa emparentada con el finés, estonio y húngaro y que en el pasado se pudieron encontrar a lo largo de todo el territorio de Letonia, hoy en día , han quedado recluidos en esta región del país.

En la época de la ocupación Rusa fue una base militar soviética “inexistente”. Era tan secreta e intentaba pasar tan desapercibida, que incluso los locales no tenían permitido acercarse a la zona. Solamente los que trabajaban allí podían echar un vistazo a lo que estaba pasando dentro de las murallas.

Hoy en día se puede circular libremente por toda la península a través de las pistas que atraviesan este maravilloso entorno. Bañarse en sus aguas será decisión de cada uno según la época, el clima y las ganas, pero no es nada descabellado darse un chapuzón en el Mar Báltico rodeados de este bello paisaje. De hecho, nosotros viajamos en septiembre y no pudimos resistirnos a la tentación de darnos un baño en este precioso lugar, que no sólo llama la atención por su belleza, sino también por su tranquilidad y por la ausencia de turistas… 🙂


Cascadas de Kuldiga

Letonia con sus kilomestros y kilómetros de costa virgen con playas de arena interminables bordeando el mar Báltico, en donde el punto más alto del país se encuentra a 312 metros sobre el nivel del mar, uno no espera ver ni grandes acantilados en la costa, ni increibles cascadas. Sin embargo, uno de los muchos rios que atraviesa este país, nos sorprende gratamente con unas cascadas, de tan solo 2.5 metros de alto, pero que con sus 249 metros, son las cascadas más anchas de Europa, que aumentan a 270 metros durante la primavera con la crecida del río Venta.

No solo la cascada más ancha de europa, nos sorprende en este remoto lugar de Letonia, ya que a escasos metros de aquí, se encuentra un puente de ladrillos sobre el río Venta. Construido en el año 1874, es el puente más largo (de este tipo) de toda Europa con 164 metros de longitud.

Para quien se anime a visitar este precioso enclave de Letonia tendrá la posibilidad de disfrutar del pueblo de Kuldiga, un lugar pintoresco, coqueto y con muy buena oferta gastronómica a muy buen precio. Está ubicado justo al otro lado del puente de ladrillos.


Ciudad Abandonada de Skrunda-1

La ciudad de Skrunda-1, en la actual Letonia, fue de gran importancia estratégica para la Unión Soviética (CCCP). Aquí es donde se construyeron dos instalaciones de radar Dnepr en la década de 1.960. Los dos radares gigantes, con una longitud de 244 metros (801 pies) y una altura de 20 metros (66 pies) cada uno, fueron dos de los radares soviéticos de alerta temprana más importantes para escuchar objetos en el espacio y rastrear misiles balísticos intercontinentales.

La ciudad de Skrunda-1, aunque también se conoció como Skrunda-2 (por sus 2 radares), estaba compuesta por 60 edificios, incluidos bloques de apartamentos, una escuela, cuarteles y un club de oficiales.

Tras el colapso de la Unión Soviética (CCCP), con un acuerdo firmado en 1.994, Letonia permitió a la Federación Rusa continuar utilizando la estación de radar durante 4 años más, después de lo cual se vieron obligada a desmantelar las instalaciones en un plazo de 18 meses.

Antes de abandonar Skrunda-1 en 1.998, las tropas rusas desmantelaron el sitio y todo el material de valor se llevó a Rusia. Desde entonces, Skrunda-1 es una ciudad fantasma y se ha convertido en un lugar “turístico” en esta zona de Letonia.

Nuestra experiencia este lugar es un tanto contradictoria, obviamente no es un lugar al que se vaya por su belleza, de bonito no tiene nada. Nosotros llegamos la zona, la cual no tiene pérdida, aparcamos el coche y dimos una vuelta por el exterior.

Ver esos edificios abandonados impresiona y mucho, no obstante, en un momento determinado la curiosidad pudo con nosotros y entramos en algunos. Subir esas escaleras y poder entrar y ver el interior de las viviendas fue una experiencia “extraña”.

Digamos que no sentimos miedo, bueno un poco si, miedo de que en algún momento se pudiera romper el suelo donde pisábamos y caernos, miedo por si hubiera alguien en ese lugar y no fuéramos bienvenidos, algún animal rabioso, etc, etc. A priori puede parecer absurdo, pero al entrar tuvimos la sensación de que el tiempo se paraba en ese instante y realmente no sabíamos ni que esperábamos encontrar o ver.

Pero lo cierto es que estar en el interior de aquellas viviendas abandonadas, sabiendo su historia, fue algo un tanto escalofriante, especialmente cuando veíamos algún indicio de la época, recortes de periódico, utensilios personales, el papel infantil roto y deteriorado en la que hubiera sido la habitación de un niño, ventanas rotas y el suelo lleno de cristales, etc etc…

Estar ahí nos dejó helados, estuvimos casi todo el tiempo conteniendo la respiración de forma inconsciente, no hablábamos, solo observábamos todo mientras oíamos el crujir de la madera bajo nuestros pies o el ruido del viento a través de las ventanas rotas.

Sin duda un lugar realmente interesante para visitar, pero no hay que pensar en películas apocalípticas, zombis, manadas de perros rabiosos, o cosas de ese tipo… pero lo que si es cierto, es que es inevitable estar ahí y pensar qué pasó, cómo pasó o quién vivió en ese lugar… pero especialmente, el por qué no se reutilizaron esas viviendas jamás…


Castillo de Turaida en el PN de Gauja

El Parque Nacional de Gauja es la extensión natural más importante y grande de Letonia. Se encuentra a 50 kilómetros de Riga y sus 917 kilómetros cuadrados de valle se expanden desde Sigulda hasta Valmiera, una localidad a orillas del río Gauja.

En este entorno natural del parque nacional de Gauja, se encuentra el Castillo de Turaida, cuyos orígenes hacen referencia a un castillo de madera en la era de los livones. El máximo exponente de la Orden de Livonia fue el caudillo Kaupo, precursor del castillo. Esta orden fue una jerarquía monástica que cristianizó la ciudad de Riga.

El complejo fortificado de piedra data del siglo XIII. Está formado por una torre defensiva de planta cilíndrica y tejado cónico. Además, a esta torre se le añade un edificio residencial fortificado, denominado “Casa Fuerte”. Este es el corazón del castillo y acoge las distintas estancias con interesantísimas exposiciones sobre el castillo.

Un recinto amurallado en mampostería sobre el relieve de las colinas, conforma el resto del conjunto arquitectónico. Este castillo está integrado en el Parque Nacional de Gauja. La torre vigía “bergfryd “ es el elemento arquitectónico principal según accedes al castillo a mano izquierda. Todo el castillo deslumbra con el característico color del ladrillo rojo anaranjado.

Imprescindible subir las escaleras de caracol y poder llegar a lo más alto de la torre. Disfrutarás de unas vistas increíbles de la Casa Fuerte del Castillo y del Río Gauja serpenteante en el horizonte.

Abril – Horario diario de 10:00 – 19:00 Mayo – Septiembre Horario diario de 09:00 – 20:00 Octubre Horario diario de 09:00 – 19:00 Noviembre – Marzo Horario diario de 10:00 – 17:00

Entradas: Mayo- Octubre Adultos: 3 € Niños 0.70 EUR Noviembre – Abril Adultos: 5 EUR Niños: 1.15 EUR


Castillo de Cesis

El Castillo medieval de Cesis es el lugar más espectacular de la zona. Fue construido en 1214 por los Hermanos de la Espada. En 1237 fueron absorbidos por la Orden Teutónica y la fortaleza se convirtió en uno de sus principales bastiones.

El castillo vivió su época dorada a finales del s.XV, cuando la rama de la Orden Livona lo convirtió en su sede principal. Sin embargo, la guerra contra Iván el Terrible (1577) marcó el inicio de una etapa de decadencia que se vio agravada por posteriores guerras. En 1703, tras la Guerra del Norte, el castillo quedó en ruinas.

Una reconstrucción llevada a cabo a mitad del s.XX convirtió el castillo en una importante atracción turística y hoy en día es posible explorar una de las torres, el antiguo calabozo y los vestigios de otros espacios.

Los visitantes reciben un farol para alumbrarse durante el recorrido, lo cual le da un toque interesante y misterioso a la experiencia.

Desde la torre se tienen unas magníficas vistas del complejo del castillo y de Cēsis. Además, en verano hay actividades de temática medieval.

Aqui puedes consultar los precios y horarios de entradas al castillo


Conclusión:

Letonia, el país del “medio”, como nosotros lo llamamos, se encuentra entre Estonia y Lituania. En nuestro roadtrip por los Balticos, viajamos de norte a sur, es decir, empezamos por Estonia y terminamos en Lituania. Y a medida que profundizamos en estos pequeños países, más nos gustaba lo que descubríamos.

Riga (su capital) es una belleza, pero hay que recorrer el país para darse cuenta del verdadero encanto de Letonia. El país del “medio” resultó ser infinitamente más bonito pero sobre todo mucho más interesante de lo que habíamos imaginado.

Su historia y su cultura es realmente fascinante y si eso lo unimos a la belleza de sus paisajes, a su sorprendente costa, a la amabilidad de los letones y a la casi ausencia de turistas, hacen a este país un destino imprescindible para todos los viajeros que huyan de los lugares trillados y masificados… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: