Lugares Imprescindibles de Oporto

Oporto, ciudad costera, es la segunda ciudad en importancia de Portugal, ubicada al norte de Lisboa en la desembocadura del río Duero.

Oporto al igual que su vecina del sur Lisboa, tiene ese aire decadente, esa sensación de haber viajado 50 años atrás cuando paseas por ciertos barrios. Aunque esta sensación es cada vez menos frecuente, ya que están intentando recuperar su patrimonio y están trabajando en algunos edificios, los cuales están siendo cuidadosamente restaurados y van recobrando el esplendor que en su momento tuvieron. En definitiva, Oporto no te dejará indiferente.

Lo mejor que tiene Oporto es que al no ser una ciudad muy grande, es muy fácil recorrerla a pie y perderse por su calles y callejones, lo cual, dicho sea de paso, es la mejor forma de conocer esta ciudad, ya que las distancias entre un lugar y otro se transforman en cortos y agradables paseos que van discurriendo por los diferentes barrios de esta pintoresca ciudad y en el peor de los casos, si el cansancio aprieta, siempre podrás pararte en alguno de sus bares, tomarte un Oporto, descansar y luego coger su famoso tranvía.

Basándonos en nuestra propia experiencia, gustos y en una escapada corta que realizamos a Oporto, hemos recopilado una lista de los lugares que consideramos imprescindibles en esta maravillosa y pintoresca ciudad.


Capilla de Las Almas  en Rua comercial Santa Catarina

Cerca del mercado de Bolhao que actualmente se encuentra cerrado por obras (enero 2020), caminando por la transitada y comercial rua de santa catalina encontramos la Capela das Almas (Capilla de las Almas). Inconfundible como muchas otras iglesias en Oporto por su llamativa fachada de azulejos blancos y azules y a veces olvidada de las rutas turísticas. El nombre de esta iglesia viene dado por la imagen del siglo XVIII de la Virgen de las Almas que alberga en su interior.

La Capela das Almas fue construida durante el siglo XVIII y es de estilo neoclásico. No obstante, la decoración con azulejos tan característica de esta iglesia, aunque se hizo con el estilo típico del siglo XVIII (época de máximo esplendor del azulejo portugués), se incorporó posteriormente, a comienzos del siglo XX, concretamente en el año 1929.


Iglesia de San Ildefonso

Esta iglesia de estilo barroco fue construida entre 1709 y 1730. Las dos torres de los campanarios fueron agregadas en 1739.

La principal característica de San Ildefonso es su fachada decorada con alrededor de 11.000 azulejos en azul y blanco, creados en 1932 por el artista Jorge Colaço, quien también creó los azulejos de la Estación Sao Bento. Las escenas representan la vida de San Ildefonso y partes del Evangelio.

No muy lejos de esta icónica iglesia y tras disfrutar al mismo tiempo de las fachadas adornadas de las casas antiguas, tiendas de ropa o incluso librerías, se vislumbra a lo lejos, mientras bajamos por la Rua de 31 de Janeiro, la Iglesia de los Clérigos en la distancia.

Como extra os diremos que bajando por esta misma calle y a mano izquierda os encontrareis con la grata sorpresa del Esquires Coffee Porto, un lugar con buen café y buena repostería de Oporto.


Estación de Tren Sao Bento

La Estación de Trenes de San Bento fue construida a principios del Siglo IX sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María y aún conserva ese aire melancólico y antiguo que caracteriza la ciudad de Oporto.

Aunque ya de entrada su fachada es señorial, la verdadera joya se encuentra en su interior: un hall decorado con más de 20.000 azulejos en los que se retrata la historia de Portugal. Sin duda es un lugar que merece la pena una visita y es gratis entrar.

Mejor madrugar un poco e ir temprano para evitar las masificaciones que se forman en este lugar por usuarios y turistas.


Catedral de Porto

La Catedral de Oporto (Sé de Oporto) es el edificio religioso más importante de esta ciudad plagada de bellas iglesias decoradas con azulejos portugueses. Situada en el barrio de Batalha, en la parte más elevada de la ciudad, la Catedral de Oporto goza de unas vistas espectaculares de la Ribeira de Oporto y está declarada Monumento Nacional.

Claustro

Aunque hay que pagarlo aparte, merece la pena entrar para contemplar este claustro gótico decorado con azulejos blancos y azules que representan escenas de las Metamorfosis de Ovidio.

El acceso al piso superior se hace a través de una escalera diseñada también por Nasoni y alrededor del patio podemos acceder a distintas estancias: entre ellas destaca la Casa do Cabildo, en la que se expone el Tesoro de la catedral

Desde la propia plaza de la catedral se pueden observar unas vistas fantásticas de la ciudad de Oporto, desde donde se puede observar el Duero, Vila Nova de Gaia y su ribera llena de bodegas y al otro lado el casco antiguo de Oporto con sus viejos edificios y fachadas de colores.

Tras visitar la catedral, hay que ir descendiendo y perdiéndote por sus pintorescas callejuelas, para nosotros esto es, sin duda, el mayor encanto de esta ciudad.

Horario Iglesia:

  • Todos los días de 09:00-12:30 y de 14:30-19:00 horas

Claustro y Casa del Cabildo:

  • Todos los días de 09:00-12:15 y de 14:30-18:30 horas

Cerrado los domingos y los días de Navidad y Pascua

Precio:

  • Iglesia: GRATIS
  • Claustro y Casa do Cabildo: 3 €

Torre de los Clérigos 

Visible desde prácticamente cualquier punto de la ciudad y enclavada en pleno casco histórico, desde lo más alto de su torre podemos contemplar una panorámica impresionante de la ciudad del Duero. La Torre de los Clérigos está considerada la construcción religiosa más alta de Portugal. Su arquitectura tiene cierto mérito, pues levantar una torre de casi 70 metros de altura a mediados del siglo XVIII no era tarea fácil.

Esta iglesia fue erigida sobre uno de los puntos más altos de Oporto, el conocido antiguamente como Cerro de los Aforcados (Cerro de los Ahorcados), pues era el lugar donde se llevaban a cabo las ejecuciones de los condenados a muerte. Para disfrutar de las vistas de Oporto que se obtienen desde la Torre de los Clérigos hay que subir más de doscientos escalones, pero se tienen unas vistas de 360º.

Horario: Todos los días de 09:00-19:00 horas

  • 25 de diciembre de 11:00-18:00 horas
  • 31 de diciembre de 09:00-14:00 horas
  • 1 de enero de 11:00-19:00 horas

Precio:

  • Iglesia: entrada gratuita
  • Mirador: 6 € (gratis para menores de 10 años)

Practicamente al lado de la Torre de los Clerigos se encuentra la mítica y famosa tienda de “Casa Portuguesa de Pastel de Bacalhau”, parada casi obligatoria cuando estás en esta parte de la ciudad para degustar las famosas croquetas de bacalao, rellenas o no con queso de oveja. Están bastante buenas, pero el precio de por si invita a degustarlas con calma, ya que 4€ por cada croqueta de bacalao nos parece bastante excesivo, al menos en este punto de venta, ni que decir tiene el otro punto de venta en Gaia (al otro lado del río) que cuestan €5 por croqueta.


Iglesia do Carmo 

Situada en pleno centro de Oporto, la Iglesia do Carmo, aunque no es de las más antiguas, sorprende por su arquitectura y su gran mosaico de azulejos. La Iglesia do Carmo es una de las iglesias más bonitas e importantes de Oporto. Se encuentra muy cerca de la Torre de los Clérigos y está adosada a la Iglesia de los Carmelitas. 

Fue construida entre 1756 y 1762 por el arquitecto José de Figueiredo Seixas.

Al igual que la contigua Iglesia de los Carmelitas, la fachada principal es de granito, pero con una rica y nutrida decoración común del estilo rococó.

La gran fachada lateral de la Iglesia do Carmo está totalmente forrada con un gran mural de azulejos elaborado en 1912, en el que se representa la Imposición del Escapulario en el Monte Carmelo, dibujado en azul y blanco al igual que los típicos mosaicos que se pueden ver en muchos otros edificios históricos de Oporto.


Palacio de la Bolsa  

El Palacio de la Bolsa de Oporto, sede de la Asociación Comercial de Oporto, es uno de los edificios más grandes y bonitos de la ciudad, además de ser uno de los monumentos más visitados. Está clasificado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad junto con otros monumentos del centro histórico.

Se encuentra en el barrio de la Ribeira, en la zona antigua de la ciudad. Su construcción empezó en el año 1842 sobre las ruinas de un antiguo convento de una orden franciscana, que quedó destruido por un incendio diez años antes. No fue hasta el año 1891 cuando el edificio fue terminado e inaugurado por el entonces rey Don Carlos y su esposa Doña Amelia de Orleans.

Este impresionante y enorme edificio de piedra de estilo neoclásico esconde estancias finamente decoradas. Lo que nos encontramos justo al entrar al Palacio de la Bolsa es el Patio de las Naciones, un amplio patio interior con un gran techo de cristal, sujeto por una estructura de hierro que durante el día deja entrar toda la claridad del sol.

Otro detalle llamativo de este patio son los 27 escudos pintados alrededor de la parte superior, entre el techo y la pared, donde se representan los países que tenían vínculos comerciales con Portugal. Lugar de honor tiene el escudo de España, justo en frente del escudo portugués.

Localizacion: R. de Ferreira Borges 101, 4050.

Horario de visita 

  • De noviembre a marzo todos los días de 9:00h a 13:00h y de 14:00h a 18:00h.
  • De abril a octubre todos los días de 9:00h a 19:00h.
  • Cierra los días de Navidad y Año Nuevo.

Precio

  • Adultos: 7€.
  • Estudiantes y jubilados: 4€.

Iglesia de San Francisco

Es uno de los edificios religiosos más antiguos de la ciudad y también uno de los más hermosos. Se trata de una iglesia de origen medieval que cuenta con un interior barroco realmente impresionante y que está declarada Monumento Nacional desde 1910.

Aunque la estructura de la iglesia es gótica, contiene algunos elementos románicos que quedaron de una pequeña iglesia que había anteriormente en el lugar.

No obstante, tanto el pórtico como la decoración interior son de estilo barroc, y fueron incorporados en siglos posteriores. En el pórtico, de dos pisos, destacan las dobles columnas salomónicas coronadas por una escultura de San Francisco. Por encima del conjunto, un gran rosetón típico del Gótico.

Lo más significativo de la iglesia de San Francisco es el revestimiento dorado del interior, que se realizó en el siglo XVIII. Capillas, bóvedas y columnas fueron cubiertos con una ornamentación de talla dorada que está considerada uno de los mejores ejemplos del Barroco europeo, dándole realmente un aspecto único y bastante atractivo. Aunque no se permite hacer fotos en el interior de la iglesia 😉 os aseguramos que merece la pena.

También podemos recorrer la cripta y las catacumbas de la Iglesia de San Francisco, donde se encuentran los sepulcros de los antiguos franciscanos y de algunos nobles y personalidades importantes de la ciudad.

A nosotros particularmente nos decepcionó, ya que no era exactamente lo que esperábamos y creemos que no es una visita que merezca la pena.

Horario y Precio

  • Noviembre-febrero: todos los días de 09:00-17:30 horas
  • Marzo-octubre: todos los días de 09:00-19:00 horas
  • Julio, agosto y septiembre: todos los días de 09:00-20:00 horas
  • 7.50 € por persona

Largo Do Terreiro (paseo a lo largo del Duero) 

En la Ribeira de Oporto se encuentran muchos restaurantes con comidas típicas y terrazas para tomar una cerveza y “petiscar”, que sería la forma local de referirse a comer algunas tapas o porciones pequeñas de especialidades portuguesas. Les recomendamos igual mirar la carta y los precios. En esta zona un restaurante tradicional económico puede estar junto a uno mucho más caro.

Es una zona con mucho ambiente tanto de día como de noche y el lugar perfecto para pasear y disfrutar de la ciudad y de las vistas al río.


Puente Don Luis I

El más famoso de todos los puentes de Oporto es el Puente Don Luis I (Ponte Dom Luis I, en portugués), que une la ciudad con Vila Nova de Gaia. Inaugurado a finales del siglo XIX, este puente de hierro es una de las imágenes más emblemáticas de Oporto.

Desde la Ribeira es desde donde mejor se observa el puente “Dom Luis I“. Fue construido en 1877 por Teófilo Seyrig, quien era socio de Eiffel (sí, el mismo de la torre parisina) y junto al río y los edificios coloridos conforman uno de los paisajes más bonitos de Oporto.

El nivel más bajo se puede atravesar a pie o en coche y la parte alta es posible también transitarlo como peatón o con el metro que lo atraviesa, de la línea amarilla o línea D, dirección Dom João I.

Lo más característico del Puente de Don Luis I es su gran arco de hierro, para cuya construcción fueron necesarias miles de toneladas de este material.

Además, el puente cuenta con dos pisos: por el superior, de casi 400 metros de longitud, circula el metro de Oporto y por el inferior, de unos 175 metros, los vehículos.

Desde su inauguración a finales de 1886 el Puente Don Luis I se ha convertido en un símbolo para Oporto.


Paseo de Gaia (al otro lado del Duero) 

Aunque a primera vista pueda parecer que Vila Nova de Gaia forma parte de Oporto, en verdad se trata de otra ciudad Portuguesa. Se encuentra situada en el margen izquierdo del río Duero, justo enfrente de Oporto.

En Vila Nova da Gaia podréis dar un paseo por la orilla del río, dar un paseo en barco por el Duero o visitar algunas de las afamadas bodegas donde se fabrica el vino con denominación de origen de Oporto.

Una de las estampas más típicas de este paseo son los llamados “rabelos”, unos barquitos de madera que se construyeron originariamente para el transporte de los toneles de vino y hoy en día se utilizan como reclamo turístico para hacer pequeños cruceros por el Duero.


Teleférico de Gaia 

El recorrido del teleférico de Gaia cubre, en total, unos 600 metros. En su punto más alto, el más cercano al Puente Don Luis I, junto al Jardim do Morro, el teleférico alcanza los 63 metros.

Los precios varían según el trayecto a realizar: En este caso sólo 1 dirección para nosotros fue la subida cuesta €6 y si quieres hacer el trayecto doble, subida y bajada el precio es de € 9

Nosotros en este caso elegimos sólo la opción de 1 trayecto, el de subida desde Gaia hasta la parte alta al lado del Puente de Dom Luis I.

Bajar desde el mirador hasta el paseo a orillas del río es muy fácil.

Consejo fronteranómada: si puedes, te sugerimos que te acerques al teleférico de Gaia al caer la tarde: la perspectiva de Oporto con su Ribeira cuando comienza a oscurecer y se van encendiendo poco a poco miles de luces es mágica.

  • Horario de verano (26 abr-24 sept) De 10:00-20:00 horas. 
  • Horario intermedio (24 mar-25 abr y 25 sept a 24 oct) De 10:00-19:00 horas. 
  • Horario de invierno (25 oct-23 mar) De 10:00-18:00 horas.

Plaza de Ribeira

Justo al lado de los embarcaderos del crucero de los 6 puentes, esta plaza histórica a lo largo del paseo del duero, tiene muy buen ambiente, ocupada en su totalidad por bares, restaurantes y mesas que casi ocupan la totalidad de la plaza, es un buen lugar para descansar y tomar algo con vistas al puente de Don Luis I mientras ves a la gente pasear de un lado a otro o incluso escuchar música en vivo de algún cantante.

Tiene una acogedora fuente del sigo XVIII en el centro de la plaza muy pintoresca, la cual suele pasar desapercibida entre la multitud.


Café Majestic

Su fama le precede como uno de los cafés más bonitos del mundo, es sin duda uno de esos cafés anclados en el tiempo de la Portugal de los años 20, con esa suntuosidad y su estilo art decó, muy típico de la época, con una decoración de mármoles, esculturas y maderas nobles, que junto con el atuendo de los camareros y el mobiliario del local bien hace que merezca la pena la visita.

El Estado lo declaró Patrimonio Cultural en 1983, y en 1994 reabrió sus puertas tras una minuciosa restauración. Los nuevos propietarios habían resuelto devolver al Café Majestic su antiguo esplendor con precios bastante caros en comparación con los cafés y restaurantes de los alrededores, pero como bien dijimos, su fama le precede y lo hace una de las visitas imprescindibles de Oporto.

Es sin duda un rincón especial en el que entrar a contemplar el suntuoso decorado o sentarse en su terraza frente al discurrir de la gente por la animada calle peatonal.

Si vas con un presupuesto limitado es mejor disfrutar del lugar con un simple café con leche y después ir a otro lugar a desayunar, ya que los precios son extremadamente caros.


Rua das Flores

La rua das Flores es uno de los muchos lugares imprescindibles en Oporto y que te recomendamos la recorras con calma. Es una calle peatonal por donde se puede pasear sin prisas, parándote en alguna de la multitud de tiendas pequeñas tradicionales que puedes encontrar durante su recorrido.

Está considerada como una de las calles más vanguardistas de Oporto, llena de restaurantes de moda, así que también la recomendamos como una buena parada donde poder almorzar.


Libreria Lello

Mucho le han otorgado el título de la librería mas bonita del mundo, o entre las más bonitas del mundo, razón por la cual también se ha convertido en una de las visitas imprescindibles y multitudinarias de Oporto.

No sabemos si es la más bonita del mundo, pero lo que si sabemos es que es una de las librerías más antiguas de Europa, que ha inspirado a escritores como J. K. Rowling, la famosa autora de “Harry Potter” . Dicen que durante su estancia en Oporto vino a la Librería Lello y se quedó enamorada y fascinada, lo cual le sirvió después para ambientar alguna escena de su novela.

Se trata de un edificio construido específicamente para albergar la librería, obra de Xavier Esteves, un conocido ingeniero de la época. Las dos grandes figuras humanas que simbolizan al arte y la ciencia nos dan la bienvenida desde la fachada.

Realmente nos pareció bonita pero se ha creado tanta fama alrededor de esta librería que se forman grandes colas para entrar en su pequeño espacio de 2 plantas saturadas por turistas que apelotonados y sin espacio para moverse solo intentan sacarse una autofoto o lograr alguna instantánea.

Particularmente nos decepcionó, la librería obviamente es muy bonita, pero el lugar estaba tan masificado que no la pudimos disfrutar. Es curioso ver en plena era tecnológica, donde todo se hace desde el móvil, tal cantidad de personas haciendo cola durante más de una hora para entrar en una librería.

Librería cuya entrada cuesta 5 euros, los cuales se te descuentan si haces una compra. Pero comprar, lo que se dice comprar, pocos, por no decir casi nadie. De hecho, nadie miraba los libros, la finalidad de entrar a este lugar es curiosamente sacarse una foto en su famosa escalera de madera.

Recomendación fronteranomada: mejor visitar la librería entre semana y en horas estratégicas: muy temprano, hora de almuerzo o a última hora de la tarde. Si viajas en algún puente, festivo o época vacacional, como fué nuestro caso (época navideña), prepárate para pasar mucho tiempo de espera en la calle y luego mucho agobio en en interior.

Los tickets se pueden comprar por internet o el mismo día en una tienda que está situada en la esquina de la misma calle donde se encuentra la librería.

Horario librería : Todos loas días de 9:30 a 19:00 horas


La Praça da Liberdade, Plaza de la Libertad

La plaza es el punto de partida de la Avenida de los Aliados, sobre la que se alzan numerosos edificios de estilo Art Nouveau y se puede considerar el punto neurálgico y corazón de la ciudad de Oporto, siendo además el punto donde confluyen la parte moderna y la parte antigua de Oporto.

Uno de los muchos edificios Art Nouveau que se encuentran a lo largo de esta plaza es el Ayuntamiento, de 1920, con una imponente torre de 70 metros, con carrillón. Su interior está decorado con azulejos, algunos de los cuales representan la fundación e historia de la ciudad. Muy cerca de esta plaza se encuentra la Estación de Sao Bento y la Iglesia de los Clérigos.

En los alrededores de la Plaza se asientan muchos bancos, hoteles, restaurantes y bares así como el famoso MacDonald´s más bonito del mundo(?)


¿ El MacDonald´s más bonito del mundo ?

Dicen que aquí se encuentra el MacDonal más bonito del mundo. Este Mcdonald’s está construido en el antiguo café Imperial de Oporto que se inauguró en 1936. La compañía de comida rápida decidió conservar los elementos característicos del lugar que había adquirido tal vez obligada por la legislación vigente de portugal. Lo único que se ha hecho es respetar la decoración que tenia y han instalado un MCD en su interior.

Para nosotros lo que han hecho es destrozar una emblemática cafetería poniendo un McDonals. Obviamente es muy bonito, pero el mérito no es de esta cadena de comida basura, sino del café y la decoración que ya existía previamente. Así que el calificativo que le han otorgado, para nosotros no tiene mérito alguno. De hecho, el contraste visual puede resultar un tanto “ridículo”.

Toda una declaración de lo que no debería de haber sucedido nunca, al menos en nuestra opinión.


Casa Oriental

La casa Oriental, es sin duda la tienda de comestibles más famosa de Oporto, fue fundada en 1910 y por ella pasan no solo los visitantes sino mucho portuenses que buscan un ingrediente especial o simplemente la fruta para el postre. En sus orígenes, la Casa Oriental comerciaba con productos traídos de ultramar, como el café, el té o el chocolate. 

En su interior, cómo no, podemos comprar uno de los mejores bacalaos de la ciudad, café, chocolate, naranjas y limones de Portugal, vinos de Oporto y especias exóticas, junto a gran variedad de alimentos diferentes. A buen precio y con un trato agradable.

Hoy en dia lo han hecho más como una atracción turística en donde puedes encontrar el bacalo en latas, con el año de nacimiento de cada uno y asi poderte llevar esa lata de recuerdo. Tiene 2 plantas y en la superior hacen diferentes tipos de degustaciones de los productos que ofrecen.

Podemos pasar por ella de lunes a viernes de 9 a 19:30 horas y los sábados por la mañana de 9 a 13 horas.


“Casa Portuguesa de Pastel de Bacalhau”

Situada en uno de los puntos más turísticos de Oporto, al lado de la Torre dos Clérigos y cerca de la librería Lello, recientemente han abierto otra tienda en Gaia, ofrece una croqueta de bacalao grande y un vaso de vino que bajo nuestra opinión resulta bastante caro, pero también hay que decir que la croqueta de bacalao con queso de oveja está buenísima (4 euros por unidad).

La que recientemente han abierto en Gaia es aún más cara, 5€ por croqueta, pero el lugar es digno de visitar aunque no se vaya a degustar esta rica croqueta a precio de lujo. La tienda la han orientado y decorado a modo de librería (como la actualmente famosísima librería Lello), posee además una gran escalera, enormes lámparas y una curiosa y llamativa colección de libros, que según nos dijeron es propiedad de los dueños de esta más que rentable tienda.

El lugar realmente es muy pomposo y está recargado, de hecho, lo que menos parece es una tienda donde comprar una croqueta de bacalao y pedirte una caña.

Obviamente esta decoración es puramente marketing y les funciona, ya que todo el mundo que pasea por Gaia y vé este lugar desde la calle, entra a echar un vistazo si o si.

La planta superior está habilitada para que te puedas sentar mientras saboreas lo que has pedido mientras se disfruta del curioso lugar.


Conclusión

Oporto, ciudad europea con carácter e identidad propia, con personalidad en su arquitectura, donde se refleja los ecos de su pasado glorioso, lo cual es tan típico de Portugal, pero con un toque de vanguardismo y mezcla de diferentes estilos.

Es una ciudad con mucho encanto y fácil de recorrer por su pequeño tamaño y por la cantidad de lugares pintorescos y culturales que ofrece, pero sin duda, Oporto, es una ciudad llena de atractivos, de cultura, de ambiente, de monumentos, de ocio, de gastronomía, de rutas de bodegas y otras muchas actividades que te cautivarán.

A nosotros nos ha gustado recorrer sus calles, perdernos por sus barrios y descubrir muchos lugares fuera de las rutas turísticas que valen mucho la pena para tener una visión diferente de esta ciudad portuguesa. Porque recorrer Oporto te da esa extraña sensación de cercanía, mientras te pierdes puedes escuchar el sonido de tus pasos en los callejones, el de las voces retumbantes de los vecinos en los patios interiores, el de los niños jugando en una habitación que da a alguno de los balcones o simplemente ver la ropa tendida casi a ras de calle… 😉

Una de las cosas que nos ha gustado de Oporto es las ganas que tiene de dar una nueva imagen renovada, pero no por ello perder su identidad ni su pintoresco carácter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: