10 Lugares imprescindibles en Dublín

Fundada por los vikingos a principios del siglo IX, la capital irlandesa ha sido escenario de guerras y conflictos históricos hasta convertirse en la cosmopolita ciudad que es hoy en día. Gracias a su pasado, Dublín es hoy una capital moderna y rica en historia capaz de cautivar a sus visitantes con la mezcla de las más arraigadas tradiciones gaélicas y una constante adaptación al mundo actual, con un ritmo de vida y un buen ambiente que hace la hace muy atractiva para descubrir sus encantos.

Aunque Dublín es una ciudad relativamente pequeña comparada con otras capitales de Europa, precisamente ese tamaño la hace asequible para recorrerla paseando y disfrutar de su ambiente. Como en toda ciudad hay zonas que son más importantes y que no deberías pasar por alto, es por eso que te presentamos una lista de los lugares imprescindibles que visitar en Dublín.  

1.Trinity College

Trinity College

Establecida en 1592 por la reina Isabel I, Trinity College es la universidad más antigua de Irlanda ubicada en el centro de la ciudad lo que la convierte en un lugar imprescindible para su visita.

Aunque en sus comienzos era un lugar exclusivo para los protestantes, a partir de 1793 comenzó la admisión de alumnos católicos.. Vale la pena recorrer esta universidad cargada de historia, en el interior de su biblioteca, se guarda multitud de manuscritos antiguos, pero sin duda el más famoso es el Libro de Kells del siglo IX, realizado por monjes celtas y que contiene los 4 Evangelios del Nuevo Testamento.

Biblioteca de la Universidad

Una buena opción para intentar no perderte lo imprescindible de Dublín, es poder reservar este free tour por Dublín con guía en español ¡Gratis!

Horario de visita: de mayo a setiembre de 8:30 a 17:00, los domingos empiezan a las 9:30. De octubre a abril de 9:00 a 17:00, los domingos empiezan a las 12:00.

Adultos: entre 11 y 14€. Estudiantes: 12€. Visita guiada: 14€. (Incluye Biblioteca y Libro de Kells).

Autobus : Grafton St., línea 51D; Trinity College, líneas 51X, 70B, 70X y 92.


2. Temple Bar

Es cierto que hay mucho que ver en Dublín, pero uno nunca podrá decir que lo ha visto todo si no ha pasado una tarde o noche de fiesta por los bares de Temple Bar.

No en vano, esta mítica calle, tiene una de las mayores concentraciones de pubs por metro cuadrado del mundo!!!

Temple Bar acoge durante el día diferentes mercados como el mercadillo de comida, o el mercadillo de libros de segunda mano. La zona también es la elegida por varias asociaciones culturales, galerías de arte y algunas tiendas de moda alternativa. Aquí se conserva la esencia y la personalidad de esta ciudad, que con sus calles adoquinadas  se convierte en el mayor centro cultural y de ocio de Dublín, durante la semana hay actividad constante en sus calles, pero la explosión llega con el fin de semana durante la cual, sus calles se inundan de gente para disfrutar la noche irlandesa.

Está claro que para conocer esta zona tienes que hacerlo descubriendo todo su encanto en un tour nocturno por Temple Bar y sus pubs


3. Grafton Street

Situada entre la Universidad Trinity College y el Parque St Stephens Green, Grafton Street es una de las calles peatonales más importantes y concurridas de toda la ciudad, además de una de las mejores zonas de compras y ver artistas callejeros.

En esta importante calle hay varios pubs, restaurantes y cafés históricos sin decir la cantidad de músicos callejeros que encontrarás en cada esquina. Los fines de semana y especialmente los domingos adquiere aun más color con los puestos callejeros de flores que se instalan en sus calles.

En la calle también hay varios pubs y cafés históricos y los domingos también podrás encontrar varios puestos de flores, regalándole al lugar un ambiente de los más especial.

Al final de la calle encontrarás la estatua de bronce de la mítica vendedora ambulante Molly Mallone, una mujer que de día se dedicaba a vender pescado con su carro y de noche ejercía oficios menos dignos.

Estatua de Molly Mallone

4. Parque de Saint Stephen’s Green

Muy cerca del Museo Nacional de Irlanda está St Stephen’s Green, un parque histórico ubicado en pleno corazón de Dublín, construido en 1664, es uno de los parques públicos más antiguos de Irlanda.

Es un lugar ideal para relajarte y descansar entre visitas, ya que está muy cerca de varias atracciones de la ciudad.

El parque fue rediseñado en el siglo XIX con un estilo victoriano que conservan en la actualidad. En su interior hay un gran lago que ofrece un lugar tranquilo en donde desconectar y disfrutar de todos las gaviotas y cisnes que están en su interior.

De lunes a sábados de 7:30h hasta el anochecer; domingos de 9:30h el anochecer.

Autobuses: 7B, 7D, 11, 15N, 32X, 37, 41X, 44, 46N, 46A, 61, 145, parada St Stephen’s Green; 84X parada Loreto Convent; 700 parada Shelbourne Hotel; 824 parada St Stephen’s Green North.

Tram: Línea Verde, parada St Stephen’s Green

Parque de St Stephen´s Green

5. Catedral de San Patricio

Erigida en honor del patrón de Irlanda, la Catedral de San Patricio es la mayor de las dos catedrales pertenecientes a la Iglesia de Irlanda, junto con la Catedral Christ Church.

La catedral, fue construida junto a un pozo en el que San Patricio bautizó a los conversos alrededor del año 450.  En su interior se conserva en perfectas condiciones una pila bautismal de la época medieval que es digna de ver. 

A lo largo del templo nos podemos encontrar con gran cantidad de bustos, monumentos sepulcrales y placas mortuorias que pretenden conmemorar a algunos de los ciudadanos más célebres en la historia irlandesa.

Consulta el horario de la catedral

Adultos: 6€. Estudiantes: 5€.

Entrada gratuita incluida en el Dublín Pass.

Autobús: Patrick St. (Dean St.), líneas 49, 49A, 54A, 77A y 150.


6. Catedral Christ Church

Catedral Christ Church

La Catedral Christ Church, también conocida como la Catedral de la Santísima Trinidad es la más antigua de las dos catedrales protestantes de Dublín.

Los orígenes de esta catedral comenzaron como un pequeño templo de madera creado por el rey vikingo Sitric en el año 1038 que con el paso de los siglos se ha ido remodelando y agrandando hasta tener el estilo neogótico que tiene en la actualidad.

En la parte exterior se puede ver un pequeño puente, construido en 1870, que comunica la catedral con Synod Hall, en donde se encuentra el museo de exposiciones vikingas de “Dublinia”.

Puente construido en 1870

Adultos: 6,75€. Estudiantes y mayores de 65 años: 5,50€. Niños de 5 a 15 años: 2,50€.
Menores de 4 años: entrada gratuita.

Entrada gratuita incluida en el Dublín Pass.

Autobús: Christchurch Place, líneas 49X, 50X, 54A y 78A.


7. Castillo de Dubín

Antiguamente utilizado como lugar de asentamiento de los vikingos daneses en el 930 D.C, posteriormente declarada fortaleza militar por el rey Juan de Inglaterra en 1204, ha sido tambien residencia real, sede del Tribunal de Justicia Irlandés, y sede de la Administración Inglesa en Irlanda, el Castillo de Dublín es utilizado hoy en día como lugar para la celebración de las recepciones estatales.

En realidad, da más la sensación de ser un enclave diseminado que un castillo en sí–no se puede decir que haya muchos torreones–aunque es el escenario de todos los grandes eventos de estado, incluidas las inauguraciones presidenciales.

Una buena forma de visitarlo es reservando el tour misterios y leyendas de Dublín, uno de los mejor valorados por los viajeros.

Explora el terreno o haz un tour guiado por los apartamentos de estado, la cripta medieval y la Capilla Real.


Adultos: 8€. Estudiantes y mayores de 60 años: 6€. Niños de 12 a 17 años: 4€.
Visita guiada: Adultos: 12€. Estudiantes y mayores de 60 años: 10€.
Niños de 12 a 17 años: 6€.

Autobús: Werburgh St., líneas 50X, 56A, 77, 77A, 77X, 150 y 151.

Castillo de Dublín

8. O’Connell Street

O’Connell Street es la calle principal de Dublín y una de las más anchas de Europa. Originalmente era una calle estrecha, que se remodeló en el 1700. Actualmente forma parte de una avenida que se construyó en el siglo XVII.

Si Grafton Street es la calle de compras, O´connell Street es realmente el corazón de Dublin. En esta calle se encuentra el histórico edificio de la Oficina Central de Correos, donde se proclamó la independencia de Irlanda a principios del siglo XX. Aquí también podras encontrar la escultura “Monument of Light, también conocido como “Spire” de 120 metros de alto.

En los alrededores encontraras multitud de pubs, restaurantes y cafeterías en esta concurrida y estratégica calle en el corazón de la ciudad.

O´Connell Street.

9. La cárcel de Kilmainham

La antigua cárcel de Kilmainham ocupa  un lugar importante en la historia de Irlanda, ya que por ella pasaron muchos de los activistas y políticos que lucharon por la independencia del país del Reino Unido.

Uno de los lugares más destacados es la gran sala en la que se rodó la famosa película “En el nombre del Padre” interpretada por el genial Daniel Day-Lewis. La visita concluye en el patio, donde se ejecutaron a varios líderes revolucionarios.

Es una de las pocas atracciones turísticas que no esta cerca del centro de Dublín, pero se puede llegar fácilmente a ella en servicio publico de Bus.

Autobús: Old Kilmainham, líneas 78A y 206; Emmet Rd. (Kilmainham Cross), líneas 51B, 51C, 78A y 206

Desde abril  hasta septiembre: Todos los días de 9:00 a 18:00 horas.
Desde octubre hasta marzo: Todos los días de 9:30 a 17:30 horas.

Adultos: 8€. Mayores de 60 años: 6€. Estudiantes y niños de 12 a 17 años: 4€. Menores de 12 años: entrada gratuita

Interior cárcel de Kilmainham

10. Guinness Storehouse

Guiness Storehouse

Guinness Storehouse, la fábrica y almacén de la cerveza Guinness, es una de las imágenes mas arraigadas que tenemos cuando pensamos en Dublín, y eso no es otro que su mundialmente conocida Cerveza Guiness.

Originalmente fue construido en 1904 para ser utilizado como lugar de fermentación de la cerveza Guinness hasta que dejo de hacerlo en 1988 y finalmente en el año 2000 abrió sus puertas como museo.

Como dato curioso, en el interior se puede observar el contrato de arrendamiento que firmó Arthur Guinness en 1759  por 9.000 años 😊 por un alquiler anual de 45£. 

El recorrido es bastante ameno a lo largo de las 7 plantas que ocupa el edificio para concluir la visita en el Gravity Bar, en el que te puedes tomar una pinta de cerveza negra recién servida, disfrutando de las mejores vistas de Dublín.

Autobús : Thomas St./(Watling St.), líneas 123, 51B y 78A.

Todos los días de 9:30 a 19:00 horas. (Julio y agosto de 9:00 a 20:00 horas).

Adultos: 18,50€. Niños de 13 a 17 años: 16€. Menores de 13 años: entrada gratuita.
Entrada gratuita con Dublín Pass.

Mirador desde la Guiness Storehouse con unas vistas geniales a la ciudad de Dublín

Alrededores de Dublin

Acantilados de Moher y Galway

Acantilados de Moher

Son una de las principales atracciones turísticas de Irlanda. Se trata de una zona de acantilados sobre la costa del Océano Atlántico de aproximadamente ocho kilómetros de extensión con alturas que llegan a alcanzar los 214 metros.

Según los expertos, en los Cliffs of Moher viven más de 30.000 parejas de aves marinas de más de 20 especies diferentes entre abril y julio, la época de cría más común. Una de ellas, y quizás la más famosa, es el frailecillo

Llegar desde Dublín con coche de alquiler es relativamente facil. Desde el centro de Dublín hasta los acantilados se tarda aproximadamente unas 3´20 h. La ruta circula principalmente por autopista hasta llegar a Gort donde circulas por una carretera comarcal. El paseo hasta los acantilados es agradecido ya que las vistas de la campiña irlandesa así como de la costa son espectaculares .

Vistas del Acantilado de Moher

Al llegar hay un parking situado en la parte contraria al centro de visitantes, que es donde se puede comprar el ticket de acceso que cuesta 8 euros. El parking esta incluido en e precio de la entrada.

Existen diferentes precios segun la edad y la hora de acceso que detallamos a continuación.

Horario y precios

O puedes organizar una Excursion de 1 dia a los acantilados de Moher y Galway


Conclusión

Dublín es una ciudad siempre activa, con mucho ambiente, tanto diurno como nocturno. El casco histórico de la capital irlandesa parece no dormir nunca; en sus animados pubs se mezclan universitarios, turistas y e irlandeses, que cantan y beben durante toda la madrugada.

La visita a esta ciudad siempre se antoja atractiva, ya que posee un coqueto casco antiguo donde es fácil acceder a todos los lugares de interés a pie. La amabilidad de los irlandeses y su arraigada cultura que está siempre presente y de la que están muy orgullosos, es un interesante plus a tener en cuenta. Al igual que la atractiva oferta gastronómica que ofrece, así como los precios competitivos que puedes encontrar para casi cualquier actividad que puedas imaginar.

Dublín es una ciudad totalmente recomendable tanto para una escapada o como base para visitar los demás encantos que Irlanda tiene que ofrecer.


Publicado por L&V

Viajeros apasionados, incombustibles y siempre listos para viajar :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: