Dia 1 : Madrid -Bruselas – Kigali -Parque Nacional de Akagera

Dia 1 :  Madrid -Bruselas – Kigali

Suena muy temprano el despertador en nuestro hotel en Madrid, pero no nos importa en absoluto la hora que es (4:00). Nos arreglamos y salimos hacia Barajas. El vuelo de Brussels Airlines con hora de salida 6,20 h nos llevará de Madrid a Bruselas, una pequeña escala de 1 hora y media en la capital de Bélgica será suficiente para realizar el transbordo a nuestro siguiente avión que partirá desde Bruselas destino Kigali, Ruanda.

Llegamos a Kigali a la hora prevista, 18:50, ya ha anochecido, estamos en Ruanda, uno de los paises mas pequeños de Africa (tiene únicamente 190 km de este a oeste).

Ruanda está ubicada en la región de los grandes lagos, en la zona oriental del continente. Antigua colonia Belga, Ruanda es conocida como “La tierra de las mil colinas” debido a su fértil y montañoso terreno. La mayor parte de la población se dedica a la agricultura, no obstante hay un creciente aumento de la minería y especialmente del turismo de alto poder adquisitivo. Aunque el país es recordado aún hoy por el sangriento genocidio ocurrido en 1994, en el que las muertes superaron el millón de personas, Ruanda es, dos décadas más tarde, uno de los países más seguros de África y con uno de los más bajos indices de corrupción.

Una vez que llegamos al control de aduanas, solicitamos el EATV (East Africa Tourist Visa) Visa turística para países del Este de Africa: Ruanda, Uganda y Kenia (aunque no vayamos a ir a Kenia nos sale más rentable).

Se solicita al llegar, no es necesario ningún trámite previo. Pagamos los 100 USD por persona y en cuestión de 5 minutos tenemos nuestra EATV en nuestros pasaportes, todo ha sido muy rápido y sencillo. Decidimos elegir esta Visa porque, debido a nuestro itinerario, vamos a entrar dos veces a Ruanda y una vez a Uganda, así que este tipo de Visa nos resulta más economica que hacerlo por separado. Una vez llegas a Ruanda o Uganda hay diferentes tipos de VISAS que ya explicamos en el apartado de “Información Practica”, no obstante, las puedes volver a consultar aqui: TIPOS DE VISA

Visado East Africa Tourist

Recogemos las maletas y vamos a buscar nuestros primeros francos ruandeses (solo cambiamos una cantidad simbólica), los aeropuertos no son los mejores sitios para comprar moneda extranjera y acto seguido salimos en busca de nuestro 4×4 de alquiler que nos llevará a recorrer los más sorprendentes lugares de Ruanda y Uganda.

Para ser sinceros, el coche yo lo veo un poco viejo y destartalado, pero a Vic parece que no le desagrada, así que le echamos un ojo y directos a una gasolinera.

Una vez que hemos llenado el tanque del vehículo (Rav 4), ponemos en nuestra aplicación de maps.me destino hacia el Este de Ruanda, nos dirigimos hacia el Akagera Rhino Lodge, en el Parque Nacional de Akagera, nuestro primer destino de safari. Son aproximadamente las 20h, en poco más de una hora hemos bajado del avión, comprado la visa y hechos los tramites de inmigración, recogido las maletas, cambiado moneda y recogido, pagado y revisado el 4×4.

Hay que tener en consideración que, aunque estemos en Kigali, capital de Ruanda, hay muy poca señalización para poder orientarse (y la poca que hay, al ser de noche, la pasamos por alto), así que vamos confiando plenamente en que nuestra app nos esté dando las indicaciones correctas para poder llegar al destino final. ¡Primer error! No llegamos a saber el motivo, pero estamos dando vueltas casi en círculos y no conseguimos llegar a la carretera principal.

Entre vueltas y mas vueltas, hacemos un tour nocturno por los suburbios de Kigali (toda una experiencia). Al salir de uno de esos barrios polvorientos y sin asfaltar y sin saber muy bien donde estamos porque la aplicación no nos termina de ubicar en el mapa, vemos a lo lejos unas luces azules, “¡la policía!”, le grito a Vic como si él no los estuviera viendo e inmediatamente pisa un poco el acelerador y tras picarles las luces, e invadir el carril contrario, nos ponemos paralelos a ellos y les pedimos que si por favor nos pueden indicar como llegar a la carretera principal y no sólo nos indican, sino que muy amablemente nos “escoltan” para que no nos volvamos a perder, les damos las gracias y seguimos nuestro camino: dirección ESTE y sin desviarnos en ningún momento de la carretera principal.

El error nos ha hecho perder bastante tiempo, ya son las 20:40h y tenemos dos horas de camino por delante hasta el lodge. Llegaremos después de las 22:30h, una hora más o menos prudente. Además, el día previo habíamos avisado al alojamiento para recordarles que llegaríamos tarde.

Mapa de ruta

La carretera principal está en buen estado, vamos alejándonos progresivamente de la capital, viendo un ir y venir de coches y motos, hay trafico fluido y organizado. Avanzamos por la carretera principal de forma más o menos rápida. De momento tenemos suerte, la carretera está en muy buenas condiciones, de hecho parece que está recién asfaltada, todo perfecto hasta que llegamos a la interacción de Kabarondo, hemos hecho menos de 70 km en una hora y media, todo va según lo previsto, en media hora más estamos en el lodge. Son las 22 h y el cansancio se empieza a notar, pero sólo nos quedan unos 30 kilómetros más para llegar.

Una vez que salimos de la carretera principal todo empieza a cambiar, el asfalto da paso a la grava compacta, la grava a la tierra y así estamos durante varios kilómetros, rezando para que la cosa no empeore, pero empeoró. Todo cambia dramáticamente cuando quedan poco más de 20 km. Lo que era una carretera de tierra se convierte en decenas de caminos o pistas que no sabemos adonde llevan ni cual coger, pero todos parecen ir en la misma dirección, así que cogemos la que creemos que está en “mejores” condiciones. El camino se empieza a estrechar y empezamos a darnos cuenta que la vegetación de los laterales es cada vez más frondosa hasta que llega un punto en el que… ups… ¡ya no hay carretera!. Literalmente estamos en lo que debe ser una huerta privada o un campo de cultivo. A duras penas conseguimos girar el coche tras muchas maniobras, estamos en medio de la nada, sin iluminación, noche cerrada y el terreno donde hemos parado tiene un considerable desnivel y la tierra está húmeda y suelta, el lugar perfecto para volcar.

Tragando nudos y casi sin pronunciar palabra, me bajo del coche y empiezo a dar indicaciones para poder girar y volver por el camino que ya hemos realizado. Cuando salimos de la zona que creemos que es de cultivo, nos detenemos y miramos el mapa de la aplicación y también a nuestro alrededor y nos damos cuenta de que minutos antes nos habíamos pasado de largo lo que era el camino de tierra principal y nos metimos por error en medio una plantación de a saber que… Seguimos conduciendo por la que pensamos que es la pista principal y un par de kilómetros más adelante pasamos por una aldea donde unos cruzamos con unos señores que nos miran con cara de pocos amigos y que además casi todos llevan machetes. Continuamos nuestro camino, o por lo menos el que creemos que es “nuestro camino”.

Parece que vamos bien, aunque seguimos con el miedo de no tener la certeza de estar correctamente ubicados. En ese preciso momento doy gracias por haber alquilado un 4×4, miro a Víctor de reojo y lo veo tenso, pero no digo nada. Tenemos que pararnos un par de veces más para asegurarnos que pista es la adecuada y no volver a equivocarnos y terminar de nuevo en medio de la nada o en medio de una zona cultivada. El terreno va variando según el tramo, a veces es de tierra, a veces de grava suelta, pero todo es relativamente llano y de conducción sencilla.

Miramos el móvil y dice que estamos cerca, muy cerca, prácticamente deberíamos estar viendo el logde delante de nosotros, pero solo vemos caminos polvorientos y oscuridad total. Ruanda nos da la bienvenida mostrándonos pistas de 4×4 dignas de un Paris -Dakar.

La aplicación maps.me indicaba que esta ruta se tardaba 2:09h nosotros ya vamos por 3h y sin rastros del lodge. Cierto es que conducir de noche cambia todo mucho. Este sería otro problema con el que nos encontraríamos a lo largo del viaje, pero ya os lo contaremos más adelante.

Finalmente y tras pensar que esa noche dormiríamos en el coche y yendo por una pista que no estábamos muy seguros si era transitable o un camino de cabras, vemos una pequeña señal a la altura del suelo con el nombre de nuestro lodge que nos indica girar a la izquierda, ¡¡por fin llegamos!!. Son las 23:15h, hemos tardado mucho más de lo previsto.

Recomendación: Si llegan a Kigali de noche, aunque sea temprano, quédense en la ciudad a dormir, no merece la pena conducir por estas carreteras a oscuras, a menos que os vaya la marcha y la aventura… 😉

En el lodge nos dá la bienvenida el personal de seguridad que tiene que avisar a la chica de recepción para realizar el check in. Ya todos estaban durmiendo. Nos reciben y nos dicen que pensaban que ya no íbamos a llegar (nosotros minutos antes también lo pensábamos). Nos enseñan el camino hasta nuestra cabaña bajo la iluminación de nuestros propios teléfonos móviles, nos dan unas breves instrucciones y se marchan por el mismo camino.

¡Hemos llegado!, estamos súper orgullosos de nosotros mismos :). Después del madrugón de esta mañana en Madrid, el vuelo internacional, los trámites de llegada y las más de 3 horas de conducción y tensión, vemos la cama y la verdad es que el cuerpo nos pide que nos tiremos de cabeza en ella.

Abrimos las maletas después de un largo día y empezamos con el ritual que será más o menos el mismo de todas las noches del viaje. Encendemos las espirales antimosquitos para exterior, una ducha, dosis de repelente y pastillita de malarone mientras degustamos un poco de jamón ibérico envasado al vacío. Casi siempre viajamos con algún producto gastronómico español para momentos como este, en el que no hay opción de cenar en ningún lugar, ni siquiera en el propio lodge debido a la hora a la que hemos llegado.

Bajamos las mosquiteras, que estaban recogidas en lo alto de la cama y las rociamos con un spray insecticida para persuadir a algún mosquito que pueda quedar por los alrededores y comenzamos a prepararnos para irnos a la cama.
Después de toda esta parafernalia, nos vamos a dormir sobre las 00:30, no sin antes poner la alarma a las 06:00 para mañana poder aprovechar al máximo nuestro safari por el Parque Nacional de Akagera.

Guía de Ruanda, Uganda y Congo en 16 días por libre :

Publicado por L&V

Viajeros apasionados, incombustibles y siempre listos para viajar :)

5 comentarios sobre “Dia 1 : Madrid -Bruselas – Kigali -Parque Nacional de Akagera

  1. Viajar de noche en Africa – aunque sea Ruanda – es difícil sobre todo por la incertidumbre de lo que puede ocurrir. Al menos sabíais donde íbais a pasar la noche. Yo tuve que buscar hotel de noche en Malawi y fue un poco estresante aunque también tuvo su emoción. Y aún así hice una reserva con antelación en Livingstone (Zambia) y el taxista no pudo encontrar el hostel. O sea que tuvísteis suerte, je, je.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Diego! Perdón por tardar tanto en responderte, en su momento lo dejamos para “luego” y ese luego ha tardado en llegar… 😉
      La verdad es que sin reserva de alojamiento la cosa se complica un poco más (así que tuviste mucha suerte en Malawi), pero como bien has dicho, viajar de noche en Africa, por lo menos en ciertos países y por ciertos lugares, puede llegar a ser toda una gran aventura. Nosotros por ahora siempre hemos tenido suerte, yo no suelo perder los nervios con facilidad y Victor tiene dos cosas magnificas para estos momentos: conduce muy bien y se ubica de maravilla, pero como soy consciente de que no todo el mundo es igual, me gusta contar lo bueno y lo menos bueno para que cada cual valore si arriesgarse a conducir de noche o no.
      Muchas gracias por leernos y por tu comentario.
      Un saludo.
      Victor y Lu

      Me gusta

    1. Hola Carlos! Muchas gracias por leernos y por tu comentario.
      Es muy gratificante saber que lo que escribimos resulta ameno para quien lo lee. Ojalá opines lo mismo de los días posteriores… 🙂
      Muchas gracias!!
      Victor y Lu

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: